Reclamado desde los años 70, el Ayuntamiento de Madrid ultima el plan parcial de reforma del barrio del Aeropuerto.

Una anciana cruza la calle Pradoluengo, en el barrio del Aeropuerto. (Foto: Kike Rincón)
Una anciana cruza la calle Pradoluengo, en el barrio del Aeropuerto. (Foto: Kike Rincón)

 

Por Enrique Villalba

Pese a reclamarlo desde los años 70, el barrio del Aeropuerto, en el distrito de Barajas, carece aún de planeamiento.

El Ayuntamiento de Madrid ultima esta semana el período de alegaciones del plan parcial de reforma interior del barrio del Aeropuerto, en el distrito de Barajas, un ámbito que carece de planeamiento, lo que amenaza su opción para beneficiarse de las ayudas públicas para su regeneración urbana.

Este vecindario está señalado por el Consistorio como uno de los que necesita más ayudas a la rehabilitación de toda la ciudad, habida cuenta los profundos problemas de urbanización y de construcción de viviendas que sufre y que ya denunció Madridiario. Por ello, el Gobierno municipal ha desarrollado una estrategia de recuperación urbana muy potente para la zona, que pasa por acceder a numerosos paquetes de ayudas. Además de incluirlo dentro de las Áreas de Rehabilitación Integral que cofinancia el Consistorio con la Comunidad de Madrid y el Estado, el barrio se ha convertido en Área Preferente de Impulso a la Regeneración Urbana (Apiru), incluido dentro del Plan Madrid Recupera (MAD-Re). Además, recibirá en 2017 todos los recursos del Fondo de Reequilibrio Territorial del distrito de Barajas para 2017, que incluirán la construcción de vivienda social y una urbanización digna de la zona.

Sin embargo, la burocracia y el tiempo corre en contra del ámbito. Y es que la mayor parte del barrio está sin recepcionar por parte del Ayuntamiento y ni siquiera tiene planeamiento. Esto implica que, al no pertenecer a la ciudad teóricamente, no tiene derecho a gozar de sus servicios ni de programas urbanísticos. Es decir, que si no hay un planeamiento antes del 31 de diciembre, todo este programa de ayudas, se perdería, al menos, durante otro año más… Y eso que el barrio viene exigiendo una rehabilitación integral desde los años 70, época en la que varios de sus edificios devinieron en ruina.

Es por ello que, a mediados de septiembre, el Consistorio tuvo que aprobar inicialmente un plan parcial ‘exprés’ de reforma interior para ordenar el ámbito cuyo período de alegaciones concluye esta semana. Según fuentes de la Junta de Barajas, el objetivo es que la aprobación definitiva del plan se produzca en el mes de diciembre, con el objetivo de que, por fin, más de cuarenta años después, pueda comenzar la rehabilitación a lo largo de 2017.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion